Ajedrez y TDAH: en busca de la especialización (II)

Empatía y cercanía son algunas de las características que debe tener el profesional que quiera abordar un taller de ajedrez terapéutico con chicos con TDAH basado en el ajedrez. Además, su lenguaje debe ser directo y positivo, generando una sensación de progreso en el aula, además de claro y directo, asegurándose de que los conocimientos expuestos estén correctamente aprendidos por los alumnos. Ya comenté estas características en mi primer artículo sobre este tema.

                Y ahora os traigo otras que también son fundamentales para un profesional que quiera obtener resultados y avances muy positivos en estos chicos. Sin olvidar, por supuesto, que cada persona es única y que nuestro método debe ser testado y adaptado a cada uno de los chicos. La experiencia y, sobre todo, la profesionalización en esta materia son un requisito indispensable para llevar a cabo un entrenamiento cognitivo de calidad y con plenas garantías. Ahí van: 

5. Uso de palabras clave. Hablábamos de cómo teníamos que dirigirnos a esos niños. Algo fundamental es enfatizar las palabras clave, repetirlas o incluso hacer que ellos las subrayen en su libro de ajedrez. Esto permite mantener su atención el máximo de tiempo posible. “Quiero  que digáis qué PEONES BLANCOS están en CASILLAS NEGRAS; y ahora se insiste otra vez: Repito: peones BLANCOS en casillas NEGRAS: enfatizando estas palabras clave.

6. Tareas productivas, recompensas y mucha práctica. ¿Cómo frenar su impulsividad? Es muy efectivo que realicen acciones productivas: colocar piezas en el tablero mural, poner en marcha los relojes, colocar las mesas en una determinada posición… Otro método muy eficaz, y no sólo para controlar este impulso, es utilizar recompensas: refuerzos positivos, economía de fichas… Y, por supuesto, es preferible realizar ejercicios prácticos que dedicar tiempo a la teoría. Este aspecto es básico en el ajedrez y sirve para su enseñanza en general.

7. Elementos visuales. El ajedrez cuenta con numerosos recursos educativos que favorecen la enseñanza: tablero mural, pizarra digital, tablero gigante, proyecciones con ordenador, juego de mesa y digitales, música… Como ya hemos comentado con anterioridad hay que enfatizar la parte práctica y qué mejor manera de hacerlo que a través de todos estos recursos, combinándolos y utilizándolos según el enfoque y la temática que estemos abordando.

8. No fórmula única. Quizá sea la frase que resuma todo. No existen varitas mágicas ni fórmulas incuestionables en relación al ajedrez y el TDAH. Existen numerosas variables, algunas incluso coyunturales, relacionadas con tratamientos farmacológicos o psicológicos, y es necesario asegurarse de qué es lo que falla (puede incluso que sea nuestro modo de ejecutarla). Por eso, y hablando en términos ajedrecísticos…. ¡No hay que jugar con el libro en la cabeza!

¡Esto es sólo el primer paso! La formación necesaria para abordar un taller de ajedrez terapéutico para niños con TDAH requiere, como hemos comentado, de una especialización. ¿Te gustaría formarte y desempeñar tu labor ayudando a niños con este trastorno?


Esta es tu oportunidad. ¡No te la pierdas! 


Infórmate en la web del Club de Ajedrez Magic (http://clubdeajedrezmagicdeportivosocial.es/tdah-austismo-y-asperger/) o apúntate a nuestro Curso de Ajedrez terapéutico en TDAH, Autismo y Asperger en el correo magic.formacion@gmail.com o en el teléfono 659 611 326. 



Ajedrez y TDAH: en busca de la especialización (I)


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Es un gran esfuerzo mental ofrecer una exhibición de simultáneas, o en realidad podría ser solo una praxia?

Ajedrez y neurociencia

Nociones de Neurociencia y enseñanza de ajedrez